Receta de galletas de avena:

Ingredientes:

  • 225 g de mantequilla en pomada
  • Un par de pizcas de sal
  • 140 g de de azúcar glas
  • Un huevo
  • Media cucharadita de vainilla
  • 200 g de harina
  • 200 g de avena

Elaboración:

  • Calentamos el horno a 160º C. y preparamos una bandeja de horno con una hoja de silicona o con papel de horno.
  • Ponemos la mantequilla en el vaso del robot de cocina y la batimos unos segundos con la pala, a velocidad media.
batimos la mantequilla
  • Añadimos el azúcar glas y continuamos batiendo.
  • Echamos el huevo  y la cucharadita de vainilla sin dejar de batir.
añadimos el azúcar y el huevo
  • Añadimos la harina hasta que el huevo y la vainilla se hayan incorporado completamente a la masa.
  • Agregamos la avena y mezclamos hasta que tengamos una masa homogénea. Dejamos reposar un par de minutos.
añadimos la harina y la avena
  • Formamos pequeñas bolas con ayuda de dos cucharas, las ponemos sobre la hoja de silicona y las aplanamos (seis centímetros de diámetro aproximadamente). Procurad que no queden muy juntas.
  • Horneamos durante 10 o 15 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.
  • Retiramos del horno, las dejamos reposar durante 10 minutos en la misma bandeja y luego las pasamos a una rejilla para que enfríen.  
formamos y horneamos
¿A que os apetece hincarles el diente a todas? Yo desde luego no he podido resistirme y he acabado con toda la bandeja de estas crujientes galletas de avena en un pispás… ¿Os vais a resistir a la tentación?
Receta fácil de galletas de avena
Algunos consejos útiles:
  • Podemos moler una cuarta parte de la avena, pero la gracia es encontrarnos con los copos aplanados así que os recomendamos que no os liéis a molerlos tanto.
  • Podemos añadir un puñado de pasas o de dátiles troceados a la masa, o incluso tropezones de chocolate, seguro que os gustará.
  • Podéis hacer una mitad con avena cruda y otra con avena tostada. El sabor a avena tostada es muy agradable, pero esto como casi todo en la vida va en gustos.
  • La receta original no lleva sal, pero a nosotros nos gusta el sabor que tiene la avena con un pequeño toque salado.
  • Cada bola de masa pesaba aproximadamente 35 gramos y las extendimos unos seis centímetros de diámetro. Con el calor del horno las galletas se extenderán más.
  • Las orillas de cualquier tipo de galletas siempre se tiende a dorar antes que el resto. Controlad la temperatura y, si veis que se están dorando demasiado las orillas, subid las galletas a un nivel superior en el horno o poned una bandeja grande en la base del horno, mejor si es boca abajo para generar una cámara inferior de aire, para que el calor no sea tan fuerte.
  • Con estos ingredientes os saldrán 20 galletas aproximadamente.