Mostrando entradas con la etiqueta recetas de comida rusa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta recetas de comida rusa. Mostrar todas las entradas

domingo, 8 de abril de 2012

Receta de los VARENIKES, un tradicional plato del Este de Europa


Los varenikes son una de las más tradicionales comidas que tienen diferentes pueblos. Tanto judíos como polacos, rusos y muchos otros pueblos de Europa del este, tienen como tradición comer esta especie de empanadillas rellenas de patata, cebolla y otros ingredientes. Una auténtica delicia invernal.
Los varenikes son uno de los platos más tradicionales de Europa del este. Patrimonio de la colectividad judía de aquellos lares, no cuesta verlos en varias gastronomías, como la rusa o la polaca, entre muchas otras. 

Estas empanadillas hervidas rellenas de patata y acompañadas de cebolla y tocino son una auténtica delicia para los fríos que se avecinan en el hemisferio norte.

Receta de varenikes de patata
imagen recetas.com

Ingredientes:

Para la masa:
Dos huevos
Medio kilo de harina
Cantidad necesaria de agua
Un chorro de aceite
Una cucharadita de sal
Para el relleno:
Un kilo de patatas
Tres cebollas
150 gramos de tocino
Mantequilla
Sal y pimienta
Preparación:

Para hacer la masa, comienza colocando la harina en un recipiente formando una especie de volcán. Añade los huevos, el chorro de aceite y la sal, colocando también un poco de agua y amasando hasta formar una masa como si fuera de pasta, que no debe estar demasiado chirla, pero tampoco muy sólida. Una vez que está lista, la dejas tapada descansando por media hora.

Mientras tanto, hierve las patatas enteras con su piel hasta que estén a punto. Pélalas en el grifo y prepara un puré bien sólido, al que le añadirás un poco más de la mitad de las cebollas picadas y sofritas con el tocino en cubos y mantequilla. Condimenta con sal y pimienta hasta que quede sabrosa.

Luego estira la masa y corta círculos de unos 8-10 cm de diámetro. Rellena con el puré y cierra los discos como si fueran empanadillas. Hierve en abundante agua con sal y, cuando estén a punto, retira. Sirve con el resto de las cebollitas sofritas con tocino que quedaron y un chorro de nata. También queso rallado si te apetece. Una receta bombástica para un gélido día invernal. fuente innatia.com

VIDEOS SOBRE NUTRICION Y RECOMENDACIONES

Qué te parece el blog?